Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

1Q84 libro 3, Haruki Murakami

1001 comics que hay que leer antes de morir, Paul Gravett (editor)

Instrucciones para el armado de listas


Es fácil –sin abrirlo siquiera– imaginar un buen conjunto de críticas posibles a 1001 comics que hay que leer antes de morir. Después, explorando un poco por arriba las reseñas incluidas, es muy sencillo también pensar qué opinaría, por ejemplo, un erudito especialista en comic argentino, a quien casi con total seguridad le parecerá increíble que desde 1990 hasta 2011, es decir a lo largo de la segunda mitad del libro, que está ordenado cronológicamente según la fecha de primera edición de los comics reseñados, sólo se comenten Edén (Kioskerman, 2009), Macanudo (Liniers, 2004) y ningún otro libro de historietas publicado en Argentina. Otro nivel de lectura (para un libro que, está claro, no está pensado necesariamente para leer de comienzo a fin sino, más bien, como un objeto de exploración gradual o una obra de referencia) permite descubrir reseñas muy malas, que parecen asumir que la única manera de comentar o leer críticamente una historieta es …

Prosa fundamental, prosa desconocida y correspondencia, Julio Herrera y Reissig

Prosas performáticas

Julio Herrera y Reissig – prosa fundamental, prosa desconocida y correspondencia (volúmenes 190 y 191 de la Colección de Clásicos Uruguayos) no tiene desperdicio. Compilado y prologado por Aldo Mazzucchelli, a poco menos de dos años de la publicación de La mejor de las fieras humanas (biografía ineludible para todos los interesados en Herrera y Reissig) y a poco más de cinco de su edición de Tratado de la imbecilidad del país por el sistema de Herbert Spencer, este trabajo compila en orden cronológico casi la totalidad de los trabajos en prosa del autor de Tertulia lunática, incluyendo una buena selección de su correspondencia y dejando de lado apenas algunos textos especialmente conocidos, entre ellos el famoso discurso “al Partido Colorado” y el relato “El traje lila”. Se incorporan, por mencionar apenas los llamadores de atención quizá más poderosos, piezas como el “Epílogo Wagneriano a La política de fusión con surtidos de piscología sobre el imperio de Zapicán…