Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Evangelio para el fin de los tiempos, Ercole Lissardi

1
Hace ya unos cuantos años Pablo Dobrinin armó (en su artículo El caracter político de la ciencia ficción uruguaya) una lista de libros y revistas de autores uruguayos que consideraba vinculados a ese género; entre ellos estaba Evangelio para el fin de los tiempos, de Ercole Lissardi, que, en mi opinión de entonces -y así lo discutí con Dobrinin- se leía más como fantasía que como ciencia ficción. Ayer releí la novela, y me pareció interesante darle unas vueltas más al asunto. No porque me parezca interesante en sí mismo el hecho de pegarle una etiqueta genérica sino porque leerla buscando marcas de género puede poner en evidencia ciertos mecanismos del relato que terminan por iluminar un par de líneas que me resultan especialmente importantes en el contexto de una lectura más completa de la obra de Lissardi.

En cualquier caso, hay que reconocerle a Dobrinin que Evangelio... se sirve de un tópico de la ciencia ficción: el relato de catástrofe inminente debido al impacto de un astero…

Shogun inflamable, Salvador Luis Raggio

1
Teníamos la literatura pop, luego tuvimos el afterpop (al menos según lo caracterizó Eloy Fernández Porta) y ahora tenemos Shogun inflamable, del peruano Salvador Luis Raggio (1978). Claro que esta es sólo una manera de leerlo. También tenemos esa tradición que para la literatura uruguaya Ángel Rama llamó la de "los raros" y que acaso pueda convertirse en algo interesante si se la arrima al slipstream, a lo inclasificable, lo inquietante, lo extraño... es decir, todos elementos ambiguos y vagos que, juntos, pueden servir así sea como ejes de coordenadas. Desde esa confusa avenida de lectura está claro que los cuentos de Shogun inflamable son, sí, raros. Es fácil leerlos y preguntarse "¿qué?" o estar leyéndolos y pensar "¿y esto cómo se come?"; esa extrañeza, además, salta, muta, se destruye y vuelve a crearse cuento tras cuento; así, no sorprende o intriga de la misma manera "Territorial pissings", que se puede leer como una distopía adolesc…

Cómete a ti mismo, Nicolás Méndez

Quizá el mayor logro estético de Cómete a ti mismo, la reciente novela de Nicolás Méndez (Buenos Aires, 1972) ganadora del Premio Equis de novela 2014, está en la primera mitad del libro. Allí seguimos algo así como la educación sentimental del narrador y protagonista, entre el heavy metal ochentero de su hermano mayor y el catolicismo impuesto desde el colegio y la familia, entre el mindset de clase media alta y sus propias exploraciones sexuales. Y hay momentos realmente fascinantes; la voz construye un extrañamiento por momentos perturbador, muchas veces hilarante y escatológico, siempre efectivo, y va alineando el relato hacia una suerte de conciencia de clase exacerbada, que termina de alguna manera embalsada en la segunda mitad del libro, donde nos encontramos con algo así como un fanatismo o extremismo en las opiniones del protagonista, con todos los lugares comunes de una generación acunada por cierta literatura y filosofía que se leyó como extrema o maldita (Artaud, Rimbaud, …

Resaca, Nelson Díaz

El congreso de futurología, Stanislaw Lem

Bacacay, Witold Gombrowicz